Economía Circular

02 | 10 | 2019
Economía Circular

La economía circular está surgiendo en la última década como una alternativa a la producción de bienes convencionales que conocemos hoy en día. Actualmente es común utilizar la producción conocida como “lineal”, la que ocupa insumos que provienen de la extracción de recursos naturales que son manipulados para el proceso de producción de bienes y luego son desechados de manera sólida, líquida o gaseosa. 

Este tipo de producción busca el consumo a corto plazo de productos de manera exponencial, lo que lleva a una situación insostenible del planeta, puesto que los recursos naturales son limitados. Es gracias a esta economía lineal que se generan residuos sólidos y la contaminación del agua y aire, unos de los grandes problemas ambientales que está afectando a nuestro planeta y que contribuyen al aumento de los efectos del cambio climático, en especial la contaminación del aire.

¿Cómo funciona la economía circular?

Este tipo de economía se basa en un sistema de producción cíclico, en donde los insumos que ingresan y los materiales desechados buscan ser lo mismo, en otras palabras, no requiere explotar nuevos recursos naturales porque utiliza recursos que ya fueron extraídos y no genera desechos porque utiliza estos mismos para re-ingresarlos a la producción. 

La economía circular se puede distinguir de la siguiente manera: 

Asimismo funciona la naturaleza, teniendo de manera cíclica sus procesos y funciones ecosistémicas, por ejemplo el ciclo del agua, del aire y de la materia orgánica, elementos que son continuamente reutilizados y pasan a estar en diferentes estados, lo que la hace sostenible a un largo plazo sin generar desechos externos que afecten el equilibrio biológico del planeta.

Como ventajas en la producción, la economía circular reduce la cantidad de elementos que se tienen que extraer o comprar, optimiza el uso de materiales que ya están circulando por los mercado o en otros sistemas de producción y busca que dichos materiales tengan un carácter biodegradable o reciclaje para que puedan volver a la naturaleza sin causar daños medioambientales al agotar su vida útil. 

Es por esta razón que en LaOrtiga.cl es sumamente relevante contar con productos que tengan procesos de producción orientados a la economía circular, ya que para nosotros es clave entregar a los consumidores y a la comunidad LaOrtiga.cl el acceso a este tipo de producción, buscando ser una alternativa al sistema de economía actual y hacer acciones frente a las problemáticas ambientales ligadas a la generación de residuos y los impactos en el agua y aire que potencian los efectos del cambio climático. 

Existen algunos principios que dan cuenta cuando uno está frente a una economía circular:

  • El residuo se convierte en recurso: Todo material biodegradable vuelve a la naturaleza y el que no es biodegradable se reutiliza.
  • El segundo uso: Reintroducir en la producción aquellos materiales o productos que ya no corresponden a las necesidades iniciales de los consumidores.
  • Economía de la funcionalidad: la economía circular propone eliminar la venta de productos para sustituirla por el arriendo de bienes. Así también, cuando el producto termina su función principal, vuelve a la empresa, que lo debe desmontar para reutilizar sus piezas válidas.
  • La eco-concepción: considera los impactos medioambientales a lo largo del ciclo de vida de un producto y los integra desde su concepción.
  • La ecología industrial y territorial: ordenamiento industrial en un mismo territorio utilizando una gestión optimizada de los stocks y de los flujos de materiales, energía y servicios.

Más info en el link

https://www.sostenibilidad.com/desarrollo-sostenible/en-que-consiste-la-economia-circular/

Nuestro Blog

Revisa nuestro blog y entérate de las novedades.