Vive la experiencia de salvar el planeta con #ProductosNacionales y #SinBasura <3

¿Cómo plantar tu Ortiga?


APRENDE CON NOSOTROS

La ortiga es una planta de ciclo corto, lo que significa que demora poco tiempo en desarrollarse, si las condiciones son adecuadas a las 6 semanas ya habrá completado su desarrollo. Se adapta a diferentes tipos de suelo, es de fácil cuidado y posee una gran capacidad de reproducción. Al ser una hierba que no necesita de cuidados ni condiciones específicas y que además ofrece una gran cantidad de beneficios, nos interesa que puedas tener tu propia ortiga en casa y así logres aprovechar al máximo sus propiedades medicinales y culinarias. Por eso acá te daremos algunos consejos para que logres plantar, cuidar y cosechar tu propia ortiga.



  • Colocar semilla(s) en un contenedor/semillero y cubrirlas con un poco de tierra (capa de 1 cm). Luego ubicar contenedor en un lugar cálido y oscuro para así favorecer el brote, el cual sucederá entre los primeros 7 y 10 días.
  • Una vez salidos los primeros brotes es posible trasplantar al exterior (maceta o suelo), donde llevará a cabo su desarrollo. Al cambiarla de maceta o colocarla directamente en el suelo es importante que el riego sea abundante, para que así la ortiga pueda desarrollar de buena forma sus raíces. Posteriormente el riego se debe realizar con el fin de mantener la humedad de la tierra.
  • Cumplido el tiempo de desarrollo o bien cumplido el periodo de floración se puede proceder con la cosecha, para ello sacar las hojas que se encuentran el parte de arriba de la planta (hojas tiernas). La cosecha se puede extender por toda la primavera hasta principios de otoño, ya que en este periodo de tiempo es posible encontrar la gran mayoría de las propiedades de la ortiga
      • Mantener siempre en macetas para poder controlar el crecimiento de la ortiga.                                                             
      • Usar de guantes pare evitar el contacto con la planta, ya que en contacto con ella genera urticaria.                                                                                                                          
      • Riego abundante en el proceso de brotación y post-trasplante, luego regar normalmente.                                                                                                                             
      • La ortiga deja de picar si se cocina o se seca.

      Suscribete para recibir ofertas y promociones especiales